Levita y Mardoqueo

Luis Sokol

“The Big Space Fuck”- Kurt Vonnegut

(cuento)

“Welcome to the monkey house” – Kurt Vonnegut

(cuento)

Levita y Mardoqueo

Años atrás nos habían anunciado que empezarían a construir una montaña rusa para morir. Esto es, un juego mecánico diseñado para matar a los pasajeros. Al principio nadie lo creía, yo pensé que sería ilegal y que cancelarían el proyecto. Pero ahí me encontraba viendo esa máquina o como sea que se le llame. Era mucho más alta de lo que me imaginaba ¿cómo algo tan delgado puede subir tanto? Todos nos habíamos formado para verla funcionar. Todavía no se dejaba que la gente se subiera, querían comprobar que funcionara bien primero. Nadie quería subir a ese juego para solamente salir medio desbaratado.

Subieron a dos chimpancés y los aseguraron. Era algo cruel, todos lo admitíamos; pero nos sentíamos como en la antigua Roma viendo a gladiadores luchar. Sólo nos faltaba el pan. Los primates estaban acostumbrados a montar montañas rusas. Eso lo hacía todo un poco más cruel todavía, al menos desde mi punto de vista.

¡Échenla a andar!– gritó un señor chaparro y peludo. Si no por los lentes que traía puestos tal vez él hubiera sido de los primeros en subir.

Los chimpancés –uno se llamaba Levita y el otro Mardoqueo– estaban tranquilos. Por supuesto que no tenían idea de lo que iba a suceder, en ese momento nadie la tenía. Lentamente el carro comenzó a subir, el murmullo de la gente cesó. Clac, clac, clac, sonaron las ruedas del carro metálico sobre los rieles, llegó a la cúspide y empezó a descender.

Los monos gritaron con las manos levantadas. Ambos murieron en instantes, ¿fue la velocidad?, ¿las vueltas de cabeza?

Los científicos dieron una conferencia de prensa para anunciar que la montaña rusa estaba lista.

–¿Cómo se llama? Gritó un reportero.

–Monte Sinaí– respondió uno de los científicos.

–¿Van a cobrar por usarla?– Preguntó otro.

–Por supuesto que no. Este es un servicio a la comunidad. Estará abierta las 24 horas del día y será gratis. Todos los cuerpos serán donados a la ciencia. Funcionará todos los días menos el viernes después de que salga la primera estrella, hasta el sábado por la tarde cuando suceda lo mismo.

Join the discussion One Comment

Comparte tus referencias, cualquier lugar a donde te lleve el texto a través de links de videos, gifs, imágenes, textos o canciones.

Envía tus textos Aquí