Luriel Lavista 

Preludio

en este puerto al paso de perder la consciencia
me encuentro despojado del tiempo
que se cierra de dirección,
me arrastro a la secreción de una visión pura
con todo y punto de apoyo dejo galopar un grito

aún el brillo de la noche no se ha apagado
harapienta y sucia mi presencia se hunde
devora la peste de la calma,
se descalabra al correr del espacio
rehuso seguir en esta estampida

mi borrosa sombra decae
como un manto en las paredes infectas
derrame de humanidad,
penumbra en escombros
a un lado camino con resignación

los faros de la maquinaria
rodean mis cansadas articulaciones
hasta llegar a la esquina accidentada
entre esos rostros congestionados
pienso encarnar la interminable noche

encuentro esa alma solitaria
ella parpadea y ve mis huellas
a un consuelo e inequívoca paz
sin mas se cuelga al río del humo
enmudezco en su abismo

ya ni pienso en la miseria del comienzo
me revuelco ante su tibieza
sin ver un cielo semejante
su boca me saca a flote
y así puedo olvidar que estuve afuera

Luriel Lavista: Lavacoches. Ha publicado en las revistas: Molino de Letras, Vómito de Letras, ERRR, Factum, El Humo, Círculo de Poesía, Revista Miseria, The Ofi Press Magazine, Otro Páramo, Literariedad. En los espacios de Digo.Palabra.txt, La Rabia del Axolotl y en Cronopio.MX

Comparte tus referencias, cualquier lugar a donde te lleve el texto a través de links de videos, gifs, imágenes, textos o canciones.

Envía tus textos Aquí